«Si el paisaje es espectacular, el interior no se queda atrás. Diferentes saloncitos, uno de ellos con una curiosísima colección de esferas. Incluso un bar privado para los huéspedes de la casa con mesa de billar, que aprovechamos jugando alguna partida acompañada de algún gin–tonic».

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.